Evaluación: medidas e indicadores Evaluación: medidas e indicadores Innovación ágil Innovación y cambio Innovación ágil Innovación y cambio Visión y estrategia Visión y estrategia

7 rasgos clave de la empresa innovadora

La experiencia como directivo y como consultor trabajando en temas de innovación y estrategia me ha permitido identificar rasgos comunes en las empresas que podríamos clasificar como “empresas innovadoras”, que han conseguido crear en su organización una “cultura innovadora”.

Me refiero tanto a algunas empresas españolas, que podrían ser la excepción en su ambiente más próximo, en general poco o nada favorable a la innovación. (Ver Barreras a la innovación). Pero en general me refiero también a empresas europeas y norteamericanas con las que he tenido la ocasión y la experiencia de colaborar.

La cultura innovadora se crea con el aprendizaje acumulado al estructurar y perfeccionar un proceso de innovación y con muchas experiencias de éxitos i errores en sus proyectos y programas de innovación.

Ello puede permitir a las empresas y directivos que quieren seguir su camino, formularse preguntas y sobre todo, las preguntas correctas.

Para ello, la empresa debe estar dispuesta a considerar la innovación como su eje estratégico clave y que busque sedimentar en su organización una cultura innovadora. Y también estará dispuesta a buscar su propia respuesta a estas preguntas, ya que cada organización desarrolla su propio modelo.

Estos rasgos o características comunes se formulan sin un orden de prioridad, ni en una secuencia determinada, simplemente agrupando unos conceptos que las empresas observadas, tienen como prioritarios:

  1. Imagen1Crear conocimiento. Generar ideas. Las empresas innovadoras crean conocimiento continuamente y generan ideas tanto sobre nuevos productos o servicios, como sobre su posicionamiento en el mercado, sobre la marca y también sobre sus procesos internos. El conocimiento entendido como “capacidad para actuar”[1]. El conocimiento se crea en las organizaciones en procesos que han sido descritos por Nonaka i Takeuchi [2]. La generación de ideas se puede facilitar eliminando barreras i creando un entorno adecuado[3]. 
  2. Imagen2Otro rasgo característico es la agrupación de tres conceptos: Aprender como empresa, apertura al exterior y orientación al cliente. Las empresas innovadoras aprenden continuamente, sobre todo de sus errores, (el error no se penaliza), pero también de todas sus experiencias y proyectos. Este aprendizaje está estructurado y se aprovecha en el futuro.
    Se han definido las características de las organizaciones que aprenden[4]. Por otro lado la innovación abierta[5] es un concepto esencial y contempla la apertura al exterior y la orientación al cliente. Hemos aprendido además a utilizar técnicas y herramientas adecuadas para escuchar “la voz del cliente”. (Ver: Integrar la voz del cliente
  3. Imagen3La innovación es un proceso y por tanto las empresas innovadoras tienen definido un proceso de innovación. Es un proceso ligado a la estrategia y lo han estructurado y mejorado con su propia experiencia. Se ha construido desde la propia organización de manera única y no por un “estándar” o copia de un modelo. Su gestión de la innovación es una forma ágil de cómo se gestiona este proceso propio.[6] 
  4. Imagen4La innovación es un cambio. ¿Estamos dispuestos y acostumbrados a cambiar? En toda innovación hay que cambiar algunos paradigmas. Si la empresa no tiene experiencia en incorporar y gestionar los cambios, esto va a ser una barrera a la innovación. ¿Cómo gestionamos el cambio?[7] . (Ver: Realizar el cambio para innovar). Las empresas innovadoras también han tenido en cuenta cómo actuar frente a crisis y cambios en el exterior [8]. 
  5. Imagen5 Destacamos otra característica que agrupa cuatro conceptos. Gestión de proyectos y programas. Las empresas innovadoras trabajan por proyectos y agrupan estos en programas. En algunos casos su organización ha evolucionado desde la organización departamental, matricial o por procesos, hasta organizarse por proyectos. En todos los casos se han diseñado un conjunto coherente de medidas e indicadores[9] para asegurar los resultados. La responsabilidad de los proyectos recae en equipos multifuncionales. Todos los proyectos se revisan por fases mediante un proceso de etapas y puertas. Mediante el mismo se eliminan a tiempo aquellos proyectos cuya probabilidad de éxito ya no es aceptable. 
  6. Imagen6La innovación genera con frecuencia empresas nuevas y startups. El concepto de “Agile o Lean Startup”, es buscar un modelo de negocio repetible y escalable en lugar de ejecutar un modelo de negocio. Las empresas innovadoras han incorporado este concepto y lo han consolidado con el de ‘agilidad’. Agilidad es introducir el concepto de valor y flujo en todos los procesos, liberando recursos e integrándolos especialmente al proceso de innovación. (Ver: La empresa ágil [10] y ‘Un modelo de gestión de la innovación’ [11].  Se utilizan herramientas para ejecutar actividades de forma simultánea en lugar de procesos encadenados, para los ciclos de desarrollo y ciclos de aprendizaje, para iterar los ciclos, perseverar o ‘pivotar’ y crear un modelo de negocio a partir del mínimo válido (MVP). (Ver: Eric Ries[12]). 
  7. Imagen7Generar valor.  Diferenciación, diseño y marcas. Las empresas innovadoras buscan generar valor, realizar y capturar los primeros beneficios en cada proyecto. Revisar y aprender. Buscan la diferenciación mediante la segmentación, mediante el diseño aplicado al usuario, al proceso y a la fabricación. La experiencia del cliente y la gestión de marcas.[13]
    Todos los proyectos realizados terminados con éxito o no, se analizan y se aprovechan los aprendizajes como experiencia y aprendizaje. 

Cultura innovadora. Imagen8

Como se decía al inicio, la cultura innovadora se crea con el aprendizaje acumulado al estructurar y perfeccionar un proceso de innovación y con muchas experiencias de éxitos y errores en sus proyectos y programas de innovación.

Al mismo tiempo, cuando las características anteriores se refuerzan y persisten en una empresa u organización, se sedimenta en su cultura la innovación como un proceso estratégico y por tanto podemos decir que se crea cultura innovadora. Ello les permite diferenciarse y asumir posiciones de liderazgo.

El proceso de innovación, (Ver: Un modelo de gestión de la innovación)[14] esquemáticamente representado en la imagen siguiente, cuando se aplica y perfecciona con las singularidades propias de cada organización, refuerza las características descritas y por tanto facilita la creación de esta “cultura innovadora” en la empresas y organizaciones.

[1] Ver: Karl E. Sveiby.
[2] Ver: Ikujiro Nonaka, Hirotaka Takeuchi.
[3] Ver : Steven Johnson. Where good ideas come from.
[4] Ver: Peter Senge, The learning Organization.
[5] Ver: Henry W. Chesbrough, Open innovation & Services open innovation
[6] Ver: www.fguell.com/?p=1702&lang=es Un modelo de gestión de la innovación
[7] Ver: Michael Doyle y  John P. Kotter
[8] Ver: Cambio, crisis, innovación. www.fguell.com/?p=1769&lang=es
[9] Ver: Las Medidas de rendimiento hoy. Una herramienta de dirección estratégica https://www.fguell.com/?page_id=1928&lang=es
[10] La empresa àgil: https://www.fguell.com/?p=1964&lang=es
[11] Un modelo de gestión de la innovación: https://www.fguell.com/?p=1702&lang=es
[12] Eric Ries. The lean startup methodology
[13] Ver: Design Thinking. Integrating innovation, customer experience, and brand value. Edited by Thomas Lockwood
[14] Un modelo de gestión de la innovación. https://www.fguell.com/?p=1702&lang=es