Economía productiva Emprendedores y start up Innovación ágil Visión y estrategia

¿Podemos generar economía productiva?

Introducción.  

Los datos nos muestran que las economías más productivas son las que disponen de un mayor grado de:

  • Innovación e
  • Internacionalización.

Ambas requieren conocimiento, esfuerzo y cierto tiempo para madurar.

Es lo contrario de las economías que compensan su baja productividad con salarios bajos y especulación.

Sistema económico y economía productiva

« (…) the political problem of mankind: how to combine three things: economic efficiency, social justice and individual liberty».     

John Maynard Keynes.

¿Cuáles son los objetivos del sistema económico? Dependiendo del prisma desde donde miramos, nos posicionaremos entre los que priorizan la generación de riqueza y los que entienden la economía como una herramienta para asegurar el bienestar de la ciudadanía. Dos concepciones diferentes del mundo económico, que, al fin y al cabo, acaban determinando las políticas que impulsamos para salir de la crisis.

Pero en ambos casos, la industria y la política industrial vuelven a estar en el centro de las actuaciones para remontar la crisis y para asegurar un crecimiento sostenido y sostenible de las economías.

Solo hace unos meses en The Economist, las aportaciones de prestigiosos economistas y expertos, daban como resultado que el 76% de las respuestas consideraban que una economía necesita una base industrial fuerte para poder tener éxito. En la misma línea, la Comisión Europea también considera que la industria y la política industrial activa son centrales en cualquier estrategia de salida de la crisis y en un crecimiento sostenido y competitivo de las economías.

Las economías más competitivas

El informe de “Global Competitiveness Index 2014–2015”[1] vuelve a colocar entre el “top 10”, a los siguientes países europeos:

  • Suiza (#1)
  • Finlandia (#4)
  • Alemania (#5)
  • Holanda (#8)
  • Reino Unido (#9)
  • Suecia (#10)

Siguen Noruega, (#11) y Dinamarca, (#13). Todos ellos mantienen todavía con una fuerte posición productiva industrial y ninguno de ellos especialmente remarcable por su bajo nivel salarial, ni su enfoque a economías especulativas.

Resumen del caso español

Para encontrar el nivel español debemos bajar al #35 en 2014-2015 (#29 en 2008-2009). Es decir un descenso de 6 puestos en 6 años.

Estos son los comentarios del informe. (Se indican como #n, las posiciones españolas en los distintos sub-índices):

“España se mantiene en el #35. El programa de reforma que ha emprendido, se ha centrado en los últimos años, en la reducción del déficit presupuestario, aunque sigue siendo alto (#128); en mejorar la solidez del sector financiero, todavía poco estable (#85); reducir la burocracia para fomentar el espíritu empresarial (#99); y en la flexibilidad (#120) del mercado laboral.”

“Como en años anteriores, España sigue beneficiándose de su infraestructura de transporte (#6), altos niveles de conectividad (#18), y una gran parte de la población que persigue la educación superior (#8) que, si la calidad del sistema educativo mejorara (#88) podría dar ser capaz de contribuir a la transformación estructural que el país requiere.”

“Sin embargo, un debilitamiento en el funcionamiento percibido de las instituciones, en particular con peores puntuaciones en términos de corrupción (#80) y la eficiencia del gobierno (#105), compensa estas mejoras en el GCI.”

“A pesar de estas mejoras en ciertas áreas, España sigue sufriendo de la falta de acceso a créditos a las empresas (#132), un mercado laboral rígido (#120), dificultad para atraer (#103) y retener el talento (#107) y una insuficiente capacidad para innovar (#60), que es resultado de inversiones bajas de I + D (#52) y débiles colaboraciones universidad-industria (#57).”

Innovación: Una base de la economía productiva

En definitiva, volvemos al principio:

“Innovación, internacionalización, diferenciación del producto, dimensión óptima y formación, son las palabras clave que pueden ayudar a las empresas a superar la crisis y a salir más fuertes”[2]

Si una de las variables clave es la Innovación, para crear una economía productiva se deberían superar las barreras estructurales que impiden o frenan la misma.

En un artículo anterior de esta web[3] analizamos las barreras a la innovación y específicamente 9 barreras estructurales del “caso español”. Superar estas barreras de nuestro entorno actual, sería un paso necesario importante para crear una economía productiva.

Acciones para superar barreras a la innovación

Las soluciones solo son posibles a medio y largo plazo, pero para que no sea así indefinidamente, es necesario empezar a trabajar lo antes posible.

En la tabla siguiente repasamos las barreras y las acciones que, en mi opinión servirían para superarlas:

Barreras en el entorno: El caso españolAcciones
  1. La empresa privada no invierte. Las inversiones de la empresa privada en innovación son 3 veces más bajas que en los países líderes y 1/2 de la media, tanto en I+D como en inversiones de innovación no I+D.
Hay muchas empresas que no tienen sus centros de decisión aquí. En ellas es importante un acuerdo interno de abajo arriba para constituirse en un centro de innovación y diseño, o de incorporar las últimas tecnologías. En las demás se deberían facilitar incentivos fiscales y de todo tipo para la inversión en I+D y en innovación no I+D. El modelo de subvenciones no siempre obtiene los resultados previstos si no es transparente.
  1. Modelo de empresa. No se reconoce suficientemente el modelo de empresa competitivo, surgido de iniciativas innovadoras y con visión de participación en la arena global. Al contrario, muchas de las empresas principales han surgido y funcionan con un modelo de proximidad al poder político, bien por su origen de antiguos monopolios públicos, o por un modelo intrínseco basado en las concesiones y acuerdos con las administraciones.
Cambiar el modelo de empresa requiere tiempo y liderazgo. Se basa en la educación y en el ejemplo de las empresas valoradas socialmente.Las prácticas de proximidad al poder político, centralización del mismo y falta de transparencia son factores muy negativos. Los acuerdos y concesiones entre administración y empresa deben ser transparentes y poder recurrirse con resultados tangibles y rápidos.Al mismo tiempo debería potenciarse el funcionamiento de los mecanismos de control de la competencia.
  1. El sistema educativo. La educación es una fuerte barrera que coloca a los recursos humanos por debajo de los países del entorno europeo. No está orientado a los resultados ni a la innovación. Hay un fuerte diferencial en el índice de población con último grado de formación secundaria (20-24 a.) y en el número de doctorados. En la Universidad se ha producido un incremento en el número de comunicaciones, pero no se reflejan en patentes.
El cambio en el sistema educativo es esencial para un modelo económico basado en la innovación y la internacionalización.El modelo debería ser estable y acordado con un consenso y objetivos a medio y largo plazo.Fomentar la educación secundaria y en prácticas en las empresas.Una Universidad más de acuerdo con los criterios de valoración internacionales.
  1. Modelo económico. Sigue sin cambiarse  un modelo económico que a veces puede crecer, pero no crecer bien, basándose en activos o recursos no productivos, terrenos, inmuebles etc. o en estrategias que no crean valor, como competir solo en precios, costes bajos de personal, uso exhaustivo de recursos, daños al medio ambiente, producciones en fases de madurez o declinando, especulación etc.
Un modelo económico basado en el conocimiento y la creación de valor. La innovación y la internacionalización de las empresas incluyendo la PYMES. Fomentar los acuerdos y alianzas internacionales. [4]Por otro lado el desarrollo económico y social son dos caras de la misma moneda. Abordar los problemas sociales, la equidad, la igualdad de oportunidades y servicios locales adecuados ya desde el área local, son una parte clave de la planificación económica y de que puedan existir iniciativas empresariales verdaderas y no meras formas de autoempleo para salir del paro.
  1. Estructuras financieras. No es evidente que haya una voluntad de modernización de las estructuras financieras en base a ser un soporte de la economía productiva. Por ello no se desarrollan los sistemas de financiación a las empresas, ni la existencia de capital riesgo para iniciativas tanto de startups, como de iniciativas innovadoras de aplicación de avances tecnológicos. El capital riesgo y los sistemas de apoyo a emprendedores es muy deficiente y en determinadas áreas inexistente.
Solucionar el acceso al financiamiento se considera como el factor más relevante para fomentar la economía productiva. Reformar el sistema crediticio y ponerlo a disposición de las iniciativas empresariales.Un sistema alternativo eficaz para las startups i las iniciativas innovadoras, ya sea a través de mercados de renta variable o de capital de riesgo, los microcréditos y la financiación mezzanine.
  1. Empresas medianas y pequeñas, no suficientemente conectadas y que no invierten en innovación, ni por separado ni en forma de alianzas o colaboraciones. En muchos casos la cultura es competir por precio y localmente. El % total de PYMES innovadoras cooperando o con alianzas con otras es muy bajo y las PYMES están en situación de retraso en la introducción de innovaciones de productos, procesos, innovaciones en marketing o de organización. Tampoco existen los sistemas de financiación adecuados.
Las PYMES deberían conectarse más entre sí, crear más colaboraciones y alianzas para competir en los mercados internacionales.[5]Fomentar la inversión de las PYME en investigación y su participación en programas de apoyo en materia de I+D, investigación transnacional, clusters y gestión activa de la propiedad intelectual. Grupos formados sectorial o territorialmente.Reformar sus procesos con nuevas tecnologías y revisar continuamente sus propuestas de valor al cliente, sus formas de producción y de marketing.Facilitar el acceso de las PYME a la financiación, en particular al capital riesgo, los microcréditos y la financiación mezzanine, y desarrollar un marco jurídico y empresarial que propicie la puntualidad de los pagos en las transacciones comerciales
  1. No se valoran los intangibles. Falta la valoración de los activos intangibles en general y más gravemente por parte de los directivos, seguramente debido al modelo de empresa orientado al corto plazo o a la competencia por precios.Ello se traduce en dificultad para atraer y retener el talento. No solo hay un número de patentes considerablemente inferior a nuestro entorno, sino que además, tampoco hay una valoración de las marcas ni los diseños en general, se valoran poco el capital intelectual, los sistemas de gestión, de organización y los activos relacionales.
Reforzar en la empresa la adecuada gestión del conocimiento y la valoración de los recursos intangibles incorporándolos a sus estados financieros.Potenciar la creación y aplicación de conocimiento y talento. Incrementar todos los activos intangibles:

  • Personas y equipos. Competencias, formación y motivación
  • Capital estructural. Sistemas, procesos, patentes, know-how, inteligencia estratégica, marcas etc.
  • Capital relacional. Clientes, proveedores,  relaciones exteriores, administración, alianzas, cooperaciones.
  1. Apertura al exterior. Para muchas empresas no existe una cultura de apertura al exterior, ni a nuevos mercados, ni a colaboraciones o alianzas, ni tan solo de orientación al cliente. Los índices de colaboraciones de clientes con nuevos proyectos es notablemente inferior al europeo y más a nivel internacional.
La apertura al exterior desde el inicio de una empresa es básica y comprende varios niveles:

  • Apertura y orientación al cliente
  • A otras partes interesadas en la empresa (stakeholders)
  • A los proyectos en cooperación o alianzas tecnológicas o sectoriales
  • Al conocimiento y a las tecnologías
  • Al mercado internacional y sus diferentes posibles segmentaciones e interrelaciones
  1. Falta conexión ciencia/tecnología con empresa. Pocas instituciones públicas, privadas o mixtas, asociaciones, grupos (clústeres) que actúen como promotores de la innovación siendo puentes entre la investigación y tecnología de base y la empresa. Ello se suma a las débiles colaboraciones universidad-industria.
Contemplar y actuar sobre la “cadena extendida de innovación”[6].Entre la Universidad y centros de investigación deben estructurarse entidades públicas, privadas o mixtas que actúen como puentes, promotores de la innovación entre la investigación y tecnología y la empresa.Se debe actuar fundamentalmente entre los niveles tecnológicos 4 a 6. (TR4 a TR6)[7]

Entretanto: como preparar una empresa innovadoracreatividad1

En cualquier caso, mientras se intenta llegar al “estado deseado” de empresa innovadora, cada empresa requeriría de:

  • Crear un microclima de diferenciación con el entorno, desde el principio y en cierto modo crear mentalidad de ser una excepción.
  • Crear una ‘cultura innovadora’ que solo se consigue con acumulación de experiencias y éxitos/fracasos. Se basa en la responsabilidad, la cooperación, las capacidades, la motivación y la inspiración para generar gran cantidad de ideas sobre diferentes áreas en la empresa entera.
  • Visibilidad: Crear visibilidad para cada idea en toda la empresa y confrontarla rápidamente con variedad de puntos de vista. Establecer unos ‘filtros’ acordados que sirvan para la selección.
  • Valorar las ideas de forma estructurada: Una primera valoración muy rápida para todas las ideas y visible para todos. Los siguientes análisis de selección y proyectos se realizan por fases, (fases y puertas), de manera acordada en el proceso.
  • Implementación ágil: La empresa ágil es capaz de llegar a formular proyectos conlas ideas elegidas y de llevarlos a la práctica con rapidez (es decir, unos seis meses con los recursos actuales). También es capaz de revisar ágilmente todos los proyectos y programas y eliminar o reformular aquellos que se han desviado o no van a cumplir los objetivos o expectativas.
  • Alinearse a la estrategia. La estrategia marca la dirección de todo proyecto. Debe estar clara la propuesta de valor y el retorno esperado de los proyectos con respecto a los recursos invertidos. Cualquier desviación puede ser causa de tomar decisiones clave en las distintas fases de revisión (Fases y puertas). Hay una clara y común línea de seguimiento de la visión sobre innovación, derivada de la cultura organizacional y la transparencia.
  • Apertura al exterior: En todas las fases de creación, selección de ideas y de desarrollo de proyectos se está abierto al exterior, tanto desde el punto de vista de posibles alianzas y colaboraciones, como en el conocimiento y la formación del personal. Es muy importante una inteligencia y visión global, es decir, de los mercados y segmentos a escala mundial.

 

Francesc Güell

Diciembre 2014

 

[1] The Global Competitiveness Index 2014–2015: Country Profile Highlights.

[2]Empresa y economía productiva vs inestabilidad y crisis financiera. Antoni Soy. Professor d’Economia Aplicada UB. Barcelona

[3] Barreras a la Innovación. https://www.fguell.com/?p=2918&lang=es

[4] AGHION (et al.), «Rethinking Industrial Policy».

[5] Commission of the European Communities. «Think Small First». A «Small Business Act»

[6] The Innovation Process. CPI (UK) May 2013. http://www.uk-cpi.com/news/the-innovation-process.

[7] TRL. Niveles de preparación Tecnológica. (Technology Readiness Levels. Escala usada en TSB (Technology Strategy Board, UK) y ESA (European Space Agency).